¿Por Qué Me Rechaza Mi Pareja?

En este momento te has planteado un objetivo: Recuperar a tu ex y conservarla a tu lado en una relación feliz.

Ustedes ya tenían una relación y todo parecía marchar sobre ruedas hasta que un día ella te sorprendió pidiéndote terminar. Ante esta situación cabe recordar que todo en la vida tiene una razón, y el deseo de romper no es la excepción.

En 9 de cada 10 rompimientos la razón que motiva la decisión de terminar es la misma: Violar la ley de la escasez y excederse en la necesidad de cercanía.

La ley de la escasez es uno de los principios básicos en los que radica el éxito en la seducción y las relaciones de pareja. Todo economista sabe que cuando más escaso es un producto más valioso resulta, el oro y los diamantes son muy valiosos justamente por que son escasos; el precio de todos los bienes sube o baja en proporción inversa a sus existencias presentes o esperadas.

Esta forma de valoración no es exclusiva de los bienes y servicios, sino que se aplica a prácticamente todo, incluso las relaciones de pareja. Los seres humanos apreciamos más aquello que no tenemos, o nos cuesta trabajo obtener, en tanto aquello que ya poseemos y damos por sentado no lo valoramos.

Ahora estás en condiciones de comprender cuál es la razón principal del rechazo hacia la pareja y cómo se desarrolla el proceso: Te enamoras, te entregas a ella en cuerpo y alma… Pronto ella sabe que te tiene seguro y te da por sentado, lo que hace que su aprecio y valoración por ti se reduzca.

Al reducirse el valor que ella te concede se reduce la atracción que ella experimenta por ti, hasta llegar el fatídico día en que te pide terminar la relación.

La forma más común de violar la ley de la escasez y reducir tu propio valor es mostrar una necesidad excesiva de cercanía. En una relación de pareja, normalmente uno de sus miembros tiende a buscar la cercanía, en tanto el otro reacciona creando distancia. El estira y afloja entre la búsqueda de cercanía y distancia es normal hasta cierto punto, pero si la necesidad de cercanía se torna excesiva la otra parte se sentirá asfixiada y su necesidad de distancia se tornará excesiva también, llegando a solicitar la ruptura de la relación.

Y aquí viene el más grande error que la mayoría de las personas cometen al tratar de recuperar a su ex pareja, dicho error es responder a la solicitud de distancia buscando todavía más cercanía, lo que equivale a tratar de solucionar algo haciendo lo mismo que lo causó.

Pongamos un ejemplo:

Juan se enamora de Laura, ella corresponde a su cortejo y así ambos inician una relación. Al principio todo marcha bien para ambos, pero pronto él está tan necesitado de ella que hace evidente su necesidad: La llama a menudo, la cela, trata de controlarla. Juan no parece percatarse de que está vulnerando la ley de la escasez y en consecuencia reduciendo su propio valor y atractivo. Pronto ella está tan aburrida que decide terminar la relación.

Ahora Juan está triste y desesperado, quiere reconquistar a Laura a toda costa y hace lo que supone correcto: buscarla, tratar de convencerla de volver con él, rogarle, suplicarle y humillarse si es preciso, llamarla o enviarle mensajes de texto donde expresa con inigualable romanticismo lo mucho que la ama y cuánto desea volver con ella.

Juan perdió a Laura por vulnerar la ley de la escasez y trata de reconquistarla vulnerando aún más dicha ley, ella rompió la relación por que él socavó su propio valor y trata de rehacer la relación socavando su propio valor todavía más… ¿No es absurdo?

Pero, por absurdo que parezca, esta es la forma en que la mayoría de las personas tratan de recuperar a su ex pareja y salvar su relación.

En el siguiente capítulo mencionaré los errores más frecuentes que las personas cometen cuando intentan recuperar a su ex, cuando identifiques dichos errores notarás que todos ellos vulneran la escasez y reducen el valor de quien los comete.

 

Pero entonces, ¿cómo puedo recuperar a mi ex sin vulnerar la escasez ni reducir mi propio valor?

Hablaremos de ello más adelante en este libro, pero estoy seguro de que ya puedes identificar la mejor forma de hacerlo: Mostrar escasez, e imponer distancia tú también.

Lograr esto requiere un análisis crítico y objetivo de la situación, determinar qué acciones cometiste que motivaron el alejamiento de tu pareja, y lo más importante: cesar de hacerlo y comenzar a hacer exactamente lo contrario.

Si la celabas demasiado debes dejar de celarla, si la llamabas todo el tiempo deberás dejar de llamarla. Más adelante descubrirás que todos esos aspectos están considerados dentro del proceso de re conquista que voy a compartir contigo.

Mientras tanto, te invito a leer el siguiente capítulo donde mencionaré los errores más comunes al tratar de recuperar a tu ex pareja, así evitarás cometer dichos errores y tus posibilidades de éxito se verán poderosamente incrementadas.