No Creas Todo Lo Que Ella Dice

Una de las habilidades más importantes que necesitas desarrollar para mejorar en gran manera tus relaciones con el sexo opuesto es la de leer entre líneas y no creer todo lo que ellas dicen.

Si crees con fe ciega todo lo que una chica te está diciendo estás totalmente perdido, más bien debes ser una especie de detective tratando de averiguar qué tanto de lo que ella dice es verdad y qué tanto es mentira.

Así, si le descubres una mentira y la pones en evidencia ello constituirá una ventaja muy poderosa para ti, ya que estará tratando de justificarse y hará cosas para complacerte a fin de mejorar su imagen.

¿Qué tipo de mentiras ella puede argumentar?

¡De todo! Ellas pueden mentir en todo… Decir que tienen menos o más edad de la que tienen realmente, decir que tienen novio cuando no lo tienen -o viceversa-, etc.

Pero, ¿Por qué mienten las mujeres?

¡Por todo tipo de razones! Quizá le atraes tanto que quiere impresionarte, o quizá le resultas tan poco interesante que busca disuadirte de todo intento de avance con ella y hacer que te alejes.

Pongamos un ejemplo sencillo: Ella te dice que tiene novio pero no lo tiene, te está mintiendo. ¿Por qué haría algo así? Dos posibles explicaciones…

1.- Tú has fallado en generar atracción por lo que ella quiere desilusionarte y hacer que te alejes.

2.- Tú has generado tanta atracción que ella se inventa una relación para que no la consideres una perdedora incapaz de obtener pareja.

¡Qué complicado! ¿No crees? Ahora imagina que tomas sus palabras al pie de la letra por lo que decides alejarte y dejar el asunto por la paz, cuando la razón que la mueve a mentir es la segunda… ¡Ella se está derritiendo por ti!

Solución: No creas todo lo que ella dice y trata de encontrar indicios de que miente, tales indicios los puedes encontrar interpretando su lenguaje corporal y analizando su conversación para encontrar inconsistencias que evidencien su mentira. Cuando las encuentres dilo abiertamente: “Oye, dices que tienes novio pero hace rato me dijiste que sólo sales con tus amigas, ¿cómo está eso?” Así, ella sabrá que le has caído en la mentira y tratará de levantar su imagen complaciéndote de algún modo.

Este es un gran momento para tomar su mano e iniciar contacto físico, o si ese contacto ya existe avanzar hacia algo más íntimo como acariciar su espalda o cuello, e incluso besarla… ¡Súper!