Las Fantasías Femeninas Más Comunes

Importante: Aunque este blog es apto para todo público, debido a la temática de este post recomendamos continuar con su lectura solo si usted es mayor de edad.

 

Las Fantasías Femeninas Más Comunes

 

seduccion

De acuerdo a una investigación realizada en revistas, foros de discusión y las confesiones de mujeres que aceptaron compartir sus fantasías, cosa que ellas rara vez hacen , encontramos que las siguientes son algunas de las fantasías sexuales femeninas más comunes:

 

  • Hacer el amor en una playa privada, a la luz de la luna
  • Hacer el amor con un hombre rico, en el interior de una limusina
  • Hacer el amor con su actual pareja, a la luz de las velas, disfrutando el aroma del incienso y con la cama llena de pétalo de rosas
  • Hacer el amor con su cantante favorito, al terminar un concierto.
  • Hacer el amor dentro de un jacuzzi, en la habitación de un hotel lujoso
  • Hacer el amor con un hombre guapo, elegante y que viva al borde del peligro, como James Bond.
  • Disfrutar una cena romántica iluminada con velas, y después hacer el amor
  • Conocer a un hombre elegante y de modales refinados, beber una copa con él, bailar, y hacer en el amor en su lujoso penthouse.

Como verás, sus fantasías siguen tomando en cuenta el entorno, los detalles, la música, las emociones, las palabras, los aromas… Al grado de llegar a ser estos más importantes que el acto sexual por sí mismo.

 

El mejor sexo del mundo

Sin duda el mejor sexo del mundo es aquel en que ambos amantes saben qué ofrecerse mutuamente: El hombre sabe ser romántico, concede importancia a los detalles, se da su tiempo, y convierte el momento en una experiencia inolvidable para la mujer. Ella a su vez se muestra como una mujer candente, expresiva, sexy y atrevida, dispuesta a complacer a su pareja.

Cuando ambos amantes saben qué ofrecerse mutuamente la experiencia los hace sentirse plenos y felices, sin esta condición existe una sensación de vacío en algún miembro de la pareja, o en ambos. Muchas relaciones de pareja fracasan porque la mujer acusa al hombre de ser poco romántico y/o el hombre acusa a la mujer de ser fría e inexpresiva, de ahí la importancia de hacer el amor de la forma que tu pareja disfruta.

Alguien se preguntará “¿qué hay para mí?”, es decir “si me concentro en mi pareja cómo podré disfrutar del sexo yo?”. La respuesta está en una ley universal de causa y efecto: “Dar para recibir”. Si das a tu pareja lo que ella desea, estará tan feliz contigo que te concederá lo que le pidas. Si tú eres un hombre romántico y prestas atención a los detalles en la intimidad tu pareja no se negará a disfrazarse de la “colegiala traviesa” en su próximo encuentro.

Y como resultado de ir explorando sus deseos mientras explora los tuyos, la experiencia será cada vez más agradable a los dos. Ese es el mejor sexo del mundo, cuando ambos se ofrecen mutuamente, cuando ambos disfrutan la intimidad con todos sus sentidos; es una experiencia que sólo el amor puede proporcionar, y es lo que tú quieres.

Ahora que lo sabes aprovecha la experiencia que las cintas y literatura erótica pueden ofrecerte, aprende de tus propias vivencias. Sé el hombre que sabe hacer realidad las fantasías sexuales femeninas, y ellas vendrán a ti una y otra vez.