Las 12 Reglas Del Hombre Alfa – Parte 1

En nuestro post anterior, titulado 10 Características De Personalidad Alfa Masculina, mencionamos los principales razgos del hombre alfa, aquel por el que las mujeres compiten. Si esas cualidades son parte de tu personalidad Felicidades!, de lo contrario comienza a pensar muy seriamente cómo hacerlas parte de ti de inmediato.

Para comenzar a hacer estas cualidades parte de tu personalidad te recomiendo seguir las siguientes reglas del hombre alfa:

 

Regla 1: Siempre demuestra confianza en ti mismo

Nunca muestres inseguridad, nerviosismo, o cualquier otra expresión negativa que haga suponer te sientes inseguro e incómodo.

 

Regla 2: Relájate, mantente totalmente calmado y en control de la situación. Actúa como si no la necesitaras

Cada vez que dices “Eres muy hermosa”, “me gustas”, “te amo”… estás manifestando que ella es necesaria para ti, que tu vida depende de ella. El hombre alfa no actúa así, siempre actúa como si no necesitara de ninguna mujer, son ellas quienes lo necesitan y deben competir para obtenerlo.

Para evitar esto sólo relájate, mantente calmado y en control de la situación. Si ella no quisiera salir contigo siempre tienes otros planes, si ella no está disponible para ti tienes a otras. Ella no tiene ningún poder para cambiar tus planes o modificar tu estilo de vida.

 

Regla 3: Sé arrogante y divertido

Arrogancia y diversión son las dos cualidades más importantes de la personalidad alfa. Tú no necesitas de una mujer, pero te gusta divertirte con ellas y ellas se divierten en tu compañía.

Pero ser arrogante no significa ser presumido, ni mucho menos ser grosero. Significa actuar al margen de toda necesidad de aprobación: cuando alguien más halagaría sus virtudes tú haces bromas a costa de sus errores. Tú hablas con total naturalidad acerca de temas tabú que otros hombres lo pensarían mucho antes de siquiera mencionar.

 

 

Regla 4: No actúes de forma emocional, aún si ella lo hace

Ya hemos mencionado con anterioridad que las mujeres son seres altamente emocionales, así es como ellas se comunican. Ellas están acostumbradas a tratar temas emocionales con sus amigas, y si tú actúas de forma emocional ella tenderá a apreciarse como amigo y no como hombre.

Este es uno de los errores más comunes que muchos hombres cometen y que arruinan lo que pudo haber terminado en una relación de pareja. 

 

Si la mujer dice algo que te hace sentir nervioso, enojado e irritable, y sientes la necesidad de responder de forma emocional, por favor, cálmate, respira profundo y… ¡no digas nada!

Piénsalo, ellas responden de forma emocional todo el tiempo. ¿Cómo puedes saber si ellas realmente están actuando de mala fe, o simplemente están poniendo a prueba tu capacidad de mantenerte bajo control?

Recuerdo una experiencia que enfrenté hace varios años, comencé a salir con una chica, pero después de un par de citas ella me dijo que deseaba terminar porque un ex novio la había buscado y deseaba volver con él. ¿Una discusión? ¡De ninguna manera! Simplemente le demostré que no la necesitaba y que tenía otras opciones, le deseé la mejor de las suertes y la dejé ir. Pero resultó que el supuesto ex novio no existía más que en su imaginación, era un cuento inventado por ella, una prueba para descubrir si poseía autocontrol. Tres días después volvió a mí y me confesó que todo era mentira, dándome la oportunidad de ser yo quien la cortara esta vez.
¿Esto es algo infantil? Sí, claro que lo es. Pero así son ellas, les encanta jugar con tu mente, es tu decisión permitirlo o no.

 

Regla 5: Lidera la relación, siempre sé el hombre

Ninguna mujer se sentirá atraída por un niño que pide permiso para todo, que espera aprobación y que cede su poder. En cambio, toda mujer seguirá, incluso a ciegas, al hombre que demuestra seguridad y liderazgo.

Ellas esperan que tú, como hombre, lleves el control de la relación. Está bien solicitar su opinión algunas veces, pero de eso a esperar que sea ella quien tome las decisiones existen una gran diferencia.

Siempre ten una propuesta, sé tú quien dirige, quien decide a dónde irán y cuándo saldrán, quien propone las actividades a realizar, ¡Asume el liderazgo!

Incluso si ella te pregunta qué quieres hacer nunca respondas con un “No sé, ¿qué quieres hacer tú?”, toma al toro por los cuernos y decide.

Puede resultar complicado ser siempre tú quien decida, pero créeme, así es como las cosas funcionan.

Y si ella quiere tomar el control de la situación, tómalo con calma; si realiza una acción esperada con miras a controlar, reacciona con serenidad y devuelve la pelota caliente.

Ellas aplican estas pruebas con frecuencia para evaluar tu capacidad de liderar la relación. Por ejemplo, si ella te dijese que saldrá con unos amigos (varones) o con un ex novio, no muestres ninguna señal de enojo o incomodidad. Sólo di “Haz lo que quieras, yo no soy tu padre, tú eres dueña de tus actos. Diviértete”. Con esta actitud demuestras confianza en ti mismo y ausencia total de algo a lo que las mujeres más temen: los celos.

 

Regla 6: Vive una vida activa y completa, siempre ten algo en tu agenda

Las mujeres no experimentan atracción por un hombre que depende de ellas, más bien huyen de un hombre así pues intuyen que se encuentran ante un acosador en potencia que pone en riesgo su libertad, su integridad y hasta su vida. Por ello debes evitar mostrar el más mínimo ápice de dependencia o sólo lograrás alejarlas.

Para lograrlo no hay nada mejor que vivir una activa y completa, rodearte de un amplio círculo de amistades, tanto hombres como mujeres, y siempre tener algo por hacer en tu agenda. Con ello demostrarás que eres un ser independiente, y que sólo le concederás un tiempo limitado que ella debe aprovechar y disfrutar al máximo.

Un error frecuente es invitar a una dama a salir y mostrarse demasiado esperanzado en que ella acepte la invitación, y si se niega mostrarse desilusionado. El hombre alfa, que vive una vida activa y completa, que cuenta con un amplio círculo de amistades y siempre tiene algo pendiente en su agenda, nunca se mostrará demasiado esperanzado en que una dama acepte su invitación, ni le dará la oportunidad de verlo desilusionado. Él invitaría a una dama a salir empleando un argumento como el siguiente:

“Mañana mis amigos y yo iremos al Gold Club a divertirnos, ¿te apetece venir con nosotros?”

¿Se muestra demasiado esperanzado en que la dama acepte su invitación? ¡No! Porque él de todas maneras irá, con o sin ella. ¿Se mostrará desilusionado si ella le dice que no puede acompañarlo? ¡Por supuesto que no! Él se estará divirtiendo, con o sin ella.

Se puede ser aún más alfa y emplear un argumento que involucre, no tanto amigos, sino chicas… ¡Sí, mujeres! ¿Hay algo más alfa que eso?

“El domingo iré con Sandra y Giovanna a divertirnos en la playa, ¿quieres venir?”

Evidentemente él no está esperanzado en que ella le acompañe, ni se mostrará decepcionado si ella se niega. ¡De cualquier manera dos chicas son suficientes para pasarla fenomenal! ¿No crees?

Esta es una técnica que funciona de maravilla, no importa si ella no conoce a Sandra ni a Giovanna, ni siquiera es necesario que ellas existan más allá de tu imaginación. Lo importante es que con este argumento estás mostrando una actitud alfa que ninguna mujer podrá rechazar.

También, si has conocido a una chica en Internet y has tenido una cita con ella, ella ahora te contacta para pedirte salir de nuevo y te pregunta si podrían verse el jueves. Aún cuando sí puedas y realmente desees verla el jueves controla tu deseo y responde “El jueves estar{ muy ocupado… ¿qué tal el sábado?”

Lo importante es demostrar que ella es sólo una pequeña diversión extra en tu vida, y no tu vida entera.

 

Regla 7: Sé misterioso – Construye atracción sin forzarla

Es normal que cuando conoces a una chica que te parece bella y encantadora desees compartir con ella el mayor tiempo posible. Sin embargo, actuar así resulta contraproducente.

Recuerda que los seres humanos apreciamos más lo escaso. El oro y los diamantes son valiosísimos porque son escasos. Por ello evita entregarte en abundancia o no serás altamente valorado por ella y le será fácil dejarte ir.

Al menos durante las primeras diez citas evita estar con ella más de dos veces por semana. Sé que es difícil, que estarás pensando en ella, soñando y suspirando por ella; pero ¡sé fuerte hombre!

Tu objetivo es construir atracción, pero sin forzarla. A las mujeres no les gusta ser forzadas, si sienten que estás tratando de presionarlas huirán de ti, pero si no te muestras demasiado entusiasmado te buscarán una y otra vez.

Tampoco la llames demasiado por teléfono, ni le escribas mails, ni le envíes tarjetas, ni nada que evidencie un interés exagerado de ti hacia ella.

 

No te pierdas el siguiente posts, donde mencionaré las siguientes 6 reglas de esta lista.