La importancia de la comunicación en pareja

Como ya adelantábamos, la comunicación es un elemento de suma importancia, esencial, fundamental, en cualquier relación de pareja que se precie. La comunicación es el pilar sobre el que se sustenta una relación de éxito aunque, evidentemente, también son de gran importancia otros aspectos como el amor, la confianza, la honestidad, la sinceridad, etcétera.

 

 

La comunicación posibilita que podamos expresar de manera abierta pensamientos, ideas, opiniones, emociones, sentimientos… y todo ello permite que la relación como tal goce de una gran salud sin embargo, tampoco conviene auto engañarnos, sino que debemos ser realistas en el sentido de que también es necesario asumir que el mero hecho de lograr y mantener una comunicación asertiva no va a eliminar de un plumazo la existencia de discusiones. Evidentemente, toda pareja tiene discusiones, porque el hecho de tener novio o novia, de compartir tu vida con él o con ella, y de comunicaros de manera fluida y sincera, no hace que desaparezcan las diferencia. Además, es bueno que esas diferencias existan, y que sean tenidas en cuenta. ¿Imaginas lo aburridas que resultarían las conversaciones si siempre estuvieseis de acuerdo al cien por cien en absolutamente todo? Si esto fuera así, la verdad es que la comunicación sería mínima y por lo tanto, nos encontraríamos, de nuevo, en el principio.

 

La comunicación en pareja se construye desde el amor, y el primer paso para ello, además de asumir que siempre existirán diferencias, es asumir también que tu pareja, al igual que tú, no es perfecta y que por lo tanto, no debes proyectar tus expectativas en ella esperando que actúe tal y como tú lo deseas. Esto conduce a la desesperación, al dolor, y acaba por dañar gravemente la relación de pareja.

 

Debes aceptar a tu pareja tal y como es, de lo contrario, sólo te quedan dos opciones: o cambias tú, o cambias tu rumbo.

 

La comunicación en pareja no consiste sólo en hablar de cualquier cosa. Como veremos más adelante, es necesario mantener ciertas actitudes y consideraciones partiendo de la base de que hombre y mujeres nos comunicamos e interactuamos entre nosotros de maneras diferentes. Esto no es algo que escribamos aquí a la ligera, es un hecho demostrado y avalado por multitud de estudios científicos que revelan, por ejemplo, que el sexo femenino tienen a hablar más que el sexo masculino, en concreto, un tercio más, de tal forma que las mujeres expresan una media de 15.000 palabras cada días, frente a las 10.000 de media que pronuncian los hombres. Por supuesto, siempre hay excepciones.

 

Pero estas, y otras diferencias de base, comienzan a equilibrarse cuando hombres y mujeres comienzan a entender, comprender y asimilar que en la relación de pareja, cada miembro es singular y único, y todo ello a pesar de que siempre existirán puntos de fricción, a menudo motivados o inspirados por factores externos a lo que es la pareja en sí misma como pueden ser la familia, las amistades, el ámbito laboral, la situación económica, etcétera.

 

Sí, la comunicación en algo complicado, y la comunicación en pareja, incluso puede llegar a serlo más. Pero si pones un poco de tu parte, lo lograrás, y el resultado habrá merecido la pena. La clave residen en comprender el estilo de comunicación del otro y sobre todo, en perseguir con fervor actitudes como los que vamos a comenzar a ver a continuación.