El secreto de una buena comunicación con tu novia (o novio)

¿Sabías que siempre te estás comunicando? Los expertos en comunicación, psicólogos y demás eminencias coinciden en afirmar que siempre que hay dos o más personas juntas, se está produciendo un proceso de comunicación, incluso cuando alguna de ellas, o ambas, decide permanecer en silencio.

 

Imagina por un instante que has tenido un problema con tu novia o novio y ella, o él, ha decidido no hablarte (esto es algo bastante habitual, por desgracia). En ese momento piensas que no existe comunicación entre ambos sin embargo, estás muy, pero muy equivocado pues el mero hecho de no hablarte cuando te diriges a ella ya constituye el envío de un mensaje: sin palabras te está diciendo “no quiero hablarte”, “no quiero comunicarme contigo”.

 

Recuerda que básicamente, la comunicación se compone de cuatro elementos:

 

  • El emisor, o persona que emite el mensaje.
  • El receptor, o persona que recibe ese mensaje.
  • El mensaje propiamente dicho, es decir, aquello que se comunica, el contenido que se transmite.
  • El canal, o vía a través de la cual se transmite el mensaje.

 

El lenguaje, la palabra, es precisamente ese medio, pero es un medio más; el silencio también transmite información, o una mirada. Ambos, entre otros, también constituyen comunicación. De hecho, el 75% del tiempo que pasamos despierto estamos comunicando de una u otra manera.

 

“Cuando hay dos el silencio,

es comunicación”, J. Lacan

 

Todos los seres humanos necesitamos comunicarnos, forma parte de nuestra naturaleza, es algo que ya fue descubierto hace mucho tiempo. Comunicarnos es esencial para nuestro bienestar psicológico y en consecuencia, también para nuestra vida en pareja.

Quien opta por no comunicarse, ha optado también por encerrarse en sí mismo, lo cual puede ocasionar graves problemas mentales mientras que, en el ámbito de la pareja, conducirá a su irremediable fin.

 

FOTO 40

 

Pero, sobre todo cuando mantenemos una relación sentimental con otra persona, no es suficiente simplemente con comunicarse, también es necesario encontrar la mejor manera de comunicarse. Debes aprender a comunicarte bien con tu novio o novia porque todos utilizamos códigos diferentes. Por ejemplo, algunas personas necesitan que les hablen con firmeza mientras que otras, por el contrario, necesitan que se les transmita el mismo mensaje de una manera más suave por tanto, debemos conocer los códigos de nuestra novia o novio para aprender a comunicarnos de manera eficaz.

 

Por otro lado, también es clave estar satisfecho con el modo en que nos comunicamos. Muchas personas piensan que su novia debe ser capaz de interpretar sus silencios y miradas. Tal vez estén en lo cierto, y ¡genial! si es así, pero la realidad dicta que ante cualquier controversia, sea cual sea su gravedad, la solución será más sencilla y rápida de encontrar si existe una buena comunicación, es decir, si las cosas se dicen con claridad, pero desde la comprensión y el respeto, y en el tono más idóneo.

 

“La comunicación interpersonal no es solo

una de las dimensiones de la vida humana, sino la dimensión a través de la cual nos realizamos como seres humanos… La calidad de las mismas determina quiénes hemos llegado a ser como personas”. (Steward y D’Angelo)

 

Cuando tratamos de decir algo a nuestra novia o novio, primero tenemos la idea en la mente y entonces, buscamos la mejor manera de poderlo transmitir esa idea, ya sea con palabras, con gestos e incluso con hechos. Este proceso de buscar y encontrar la forma de decir las cosas es lo que se denomina codificación, y tiene como principal objetivo que tu pareja entienda bien aquello que le quieres decir.

 

El proceso contrario es la decodificación, igual de importante en la comunicación. La decodificación es el proceso mediante el cual tu pareja entiende lo que le dices, o el proceso mediante el cual tú entiendes lo que tu pareja te está expresando.

 

Codificar y decodificar parecen procesos sencillos pero a veces, no lo son tanto, ¿acaso no te ha ocurrido jamás que querías decirle algo a tu novia pero no encontrabas la forma de hacerlo e incluso, has llegado a decirle algo diferente y hasta opuesto?

 

En ese proceso comunicativo del que antes hablábamos siempre existen tres tres aspectos: lo que deseamos decir, lo que realmente decimos, y lo que se entiende de lo que decimos. En una relación de pareja, los tres extremos deben ser similares para que la comunicación goce de buena salud. Y para que esto sea posible, entra en juego un concepto fundamental que vamos a ver de inmediato: la asertividad.