El Periodo Masculino Y La Atracción

Sí, el tema de este capítulo es tan intrigante que decidí colocar el título entre signos de interrogación para al menos abrir tu mente a la posibilidad.

 

periodo masculino

 

El periodo en la mujer es algo tan normal que toda su sexualidad está ligada a él. La mujer puede tener relaciones sexuales en cualquier momento, pero es durante la ovulación cuando su deseo se incrementa, esto porque el objetivo biológico de ella es ser madre y al haber un óvulo maduro listo para ser fecundado su cuerpo no quiere dejar pasar la oportunidad de replicarse.

 

¿Sabes lo que esto significa? Entre otras cosas significa que si no has encontrado disposición al sexo en una chica tal vez te estás acercando a ella en un mal momento, por ejemplo durante su regla, quizá si lo intentas nuevamente unos 14 días después llegues a ella en plena ovulación, justo cuando su cuerpo se lo está pidiendo (pero no olvides los preservativos, recuerda que es su momento de mayor fertilidad).

Una excelente noticia para ti es que no necesitas estar tanteando y contando los días para llegar a ella cuando se encuentra más “calurosa”, solo confía en tu instinto e identificarás las señales conscientes e inconscientes que su cuerpo envía, tales como aumentar el tamaño de sus pechos, dilatar sus pupilas, aumentar el tono de su voz, y llenar de feromonas todo el ambiente que le rodea.

 

 

¿De verdad puedo identificar sus señales de alta receptividad sexual?

 

¡Por supuesto! Ella envía señales inconscientes y tú las percibes inconscientemente también.

 

Un estudio realizado en Estados Unidos entre chicas strippers mostró que las que se encontraban en etapa de ovulación recibían en promedio 70 dólares por hora en propinas, mientras que las que se encontraban menstruando solo recibían 35 dólares por hora, y las que no se encontraban ya menstruando pero aún no alcanzaban la fase de ovulación recibían en promedio 50 dólares por hora.

 

Además, las mujeres que han sido encuestadas al respecto aseguran que cuando están ovulando su pareja suele ser más cariñoso y atento con ellas, también suele celarlas más.

 

 

Pero, ¿Y El periodo masculino?

 

Hasta ahora hemos hablado del periodo femenino, y seguro dirás “Ok, Arthur, pero ¿y el periodo masculino qué? ¿Acaso los hombres también tenemos ciertos días del mes en los que somos más atractivos para las mujeres?” Bueno, no precisamente.

 

He escuchado que los hombres tenemos un periodo que dura entre 30 y 40 días, en el cual existen cambios hormonales pero no tan pronunciados. Sin embargo, no hay nada claro al respecto y por lo tanto no es a eso a lo que me refiero aquí. De hecho, como verás a continuación tú puedes manejar tu periodo a voluntad y volverte más atractivo para las mujeres en apenas un par de días. ¡Sí, créelo!

 

Como mencioné párrafos atrás, la mujer es más atractiva durante su fase de ovulación porque existe un óvulo maduro y listo para ser fecundado. Los hombres perciben su receptividad sexual y se acercan para tener una oportunidad de replicar sus genes. Si el cerebro humano estuviera menos desarrollado y nos guiáramos por el instinto, las mujeres estarían rodeadas de hombres durante su ovulación tal como ocurre con los canes, ¿Puedes imaginarte eso?

 

Sin embargo, no basta con que el cuerpo de la mujer envíe señales, ella también necesita recibir señales de parte de sus posibles compañeros sexuales, señales que les permitan identificar al más apto para obtener una descendencia exitosa. Puedes tomar acciones conscientes para ello, como mejorar tu apariencia o recurrir a la preselección; estas estrategias las encontrarás en el libro Atracción Inmediata, el cual puedes obtener GRATIS dando click en el enlace que encontrarás al final de este artículo.

 

Pero aún así existen acciones inconscientes que justamente por ser inconscientes es poco lo que puedes hacer para identificarlas y controlarlas. Así como el cuerpo de la mujer cambia, aumentando el volumen de sus senos y pupilas e inundando el ambiente de feromonas; también tu cuerpo cambia cuando estás en tu etapa más fértil: posees un tono muscular más definido, tu voz se hace más grave, tus pupilas se dilatan, tu postura corporal es más erguida, y también excretas feromonas que ellas pueden percibir.

 

 

Suena bastante bien, pero ¿cómo se puede lograr esto?

 

La mujer lo logra cuando existe en su cuerpo un óvulo listo para ser fecundado. Entonces, por lógica, el hombre lo debe lograr cuando tiene suficiente esperma de calidad para fecundar ese óvulo con éxito. ¿Cuánto es suficiente? Lo único que puedo decirte a este respecto es que más es mejor.

 

De acuerdo a esto, el periodo masculino estará determinando por la cantidad de líquido seminal presente en tu cuerpo, cuando este se acumula obtienes el equivalente a la ovulación femenina, cuando te vacías obtienes el equivalente a la menstruación y tu periodo comienza de nuevo.

 

¿Es difícil de creer? Sí, pero piénsalo de esta manera: A una mujer en su periodo de mayor receptividad sexual su cuerpo le pide aprovechar ese óvulo maduro y fecundarlo para replicarse; en ese momento aparecen dos posibles compañeros sexuales. ¿Quién tendrá más posibilidades de fecundar ese óvulo, el que tiene tanto semen como para llenar una alberca, o el que está tan vacío que solo puede ofrecer un par de gotas, y eso con suerte?

 

Por eso me veo en la necesidad de repetir el mismo consejo que ya mencioné en los primeros capítulos de este libro: Reduce la masturbación lo más que puedas. Cuando se tiene el hábito de la masturbación eliminarlo de tajo es difícil, pero si tienes la suficiente fuerza de voluntad notarás que mientras más tiempo pasa más cambios hay en ti, te sientes con más energía, tu deseo sexual se incrementa… y las mujeres reaccionan ante ti de otra forma.

 

Has la prueba y notarás que ellas te miran diferente, que te sonríen más, que exhiben más indicadores de interés a primera vista, incluso sin haber cruzado palabra alguna con ellas todavía. Esto facilita practicar abordajes directos, salir y divertirte, hacer el amor, eyacular dentro de ellas… y empezar el periodo desde cero otra vez.

 

Una buena noticia para ti es que el periodo masculino es mucho más ágil que el femenino, en uno o dos días estás alcanzado tu clímax sexual, lo que es nada comparado con los 28 días que dura el periodo femenino en promedio.