Dejar De Amar A Alguien Sí Es Posible

Este artículo es la continuación de otro que publicamos recientemente sobre cómo desenamorarte y dejar de amar a alguien, la primera parte la puedes consultar aquí.

 

 

El Amor Es Una Droga

como dejar de amar a alguien

Cuando se trata de definir el amor uno se encuentra con múltiples respuestas, algunas totalmente distintas de otras. Esto me recuerda un chiste que compartiré contigo a continuación:

Se preguntó a diversos especialistas qué es el amor, esto es lo que respondieron:

El médico dijo: El amor es una enfermedad, porque uno siempre termina en la cama.

El abogado dijo: El amor es una injusticia, porque siempre hay uno arriba y otro abajo.

El ingeniero dijo: El amor es la máquina más perfecta y rara del mundo, porque es la única que trabaja cuando se para.

El arquitecto dijo: El amor es un error, porque la zona de entretenimiento está al lado del desagüe.

El político dijo: El amor es la democracia perfecta, porque goza tanto el que está arriba como el que está abajo.

El economista dijo: El amor es una mala inversión, porque es más lo que entra que lo que sale.

El matemático dijo: El amor es la ecuación perfecta, porque la mujer eleva el miembro a su máxima potencia, lo encierra entre paréntesis, le extrae el factor común, y lo reduce luego a su mínima expresión.

Buen chiste, ¿no te parece? Pero dejando de lado las bromas y basándonos exclusivamente en lo que la ciencia nos dice considero que la mejor definición para el amor es que se trata de una droga, más bien de muchas drogas.

Esto es real, se ha comprobado que lo que nos mantiene enamorados es una reacción química que producen en el cerebro sustancias como la pentiletilamina, la dopamina, y la norepinefrina.

Este tipo de sustancias son secretadas por el cerebro y absorbidas por la sangre, produciendo una respuesta emocional similar a la que producen altas dosis de drogas, por eso tu corazón palpita a un ritmo más acelerado, tus manos sudan, y experimentas una sensación de felicidad total.

El amor es una droga, por eso nos parece tan maravilloso cuando es correspondido y todo se ve color de rosa, el problema es que, como toda droga, el amor causa adicción.

Por eso cuando ella no te corresponde, o cuando decide terminar, o cuando se da cuenta de que te tiene a sus pies y se aprovecha de ello, o cuando por cualquier motivo el amor ha dejado de ser tan maravilloso como se supone que debe ser, lo más lógico sería darle carpetazo al amor y seguir adelante como si nada, pero no es tan fácil porque el cerebro sigue produciendo y consumiendo sus propias drogas, tal como un adicto se mantiene fiel a su adicción a pesar de que esta ya no le proporciona más que problemas y ningún tipo de satisfacción.

 

 

El Amor No Correspondido También Causa Adicción

Como mencioné en el capítulo anterior, el amor causa adicción. Cada beso, cada caricia, cada palabra dulce, cada momento de pasión, no hacen sino anestesiar la mente con grandes dosis de drogas, profundizando aún más el problema de adicción.

Lo anterior podría interpretarse como que el amor no correspondido no puede causar adicción porque si le declaras tu interés a una chica y ella te responde que no, y ese no se mantiene indefinidamente, entonces no existen besos, ni caricias, ni palabras dulces, menos aún noches plenas de pasión.

Pero esto no es así, la verdad es que el amor no correspondido también causa adicción. Lo cierto es que cuando una chica te gusta, la sola atracción es producto de grandes reacciones químicas, y si tu interés por ella es grande comienzas a idealizarla y tu mente imagina tórridos momentos de amor y pasión con ella. Como tu subconsciente no distingue la realidad de la fantasía, da por ciertos esos pensamientos y genera los fármacos del amor de todas formas.

Es entonces que caes en un círculo vicioso al que podríamos comparar con la antesala del mismo Infierno: Primero, tu cerebro adicto al amor busca a la mujer objeto de su amor para vivir momentos maravillosos con ella y así crear y consumir sus propios fármacos. Pero ella no te corresponde o la relación entre ambos ha terminado, así que tu inconsciente te hace idealizarla y pensar en ella, para así poder obtener el estímulo que le permita satisfacer su adicción.

Las consecuencias de esto son fatales porque mientras más la idealizas y más piensas en ella más sientes necesitarla, y mientras más necesidad de ella experimentas más te exige tu inconsciente adicto que pienses en ella a fin de compensar la depresión producto de la necesidad y producir suficientes fármacos para continuar satisfaciendo su adicción.

Es lo mismo que le sucede a los adictos a drogas comunes, cada vez necesitan consumir más, solo para mantener el estado de euforia al que ya se ha acostumbrado.

De aquí se desprende el cómo desenamorarse: El secreto consiste en curar al enamoramiento obsesivo del mismo modo como se cura una adicción.

 

¿Cómo Se Cura La Adicción Al Amor?

Acabamos de arribar a un punto clave: El enamoramiento se cura del mismo modo en que se cura cualquier otra adicción.

Existen diversas terapias para tratar con la cura de adicciones, desde reuniones en grupos de ayuda hasta tratamientos psiquiátricos especializados. Esto es así porque las adicciones suelen constituir una enfermedad, pero no física, sino mental. Es común que una adicción no sea sino un mecanismo de protección o de defensa activado en el inconsciente, por tanto, es en el inconsciente donde se debe buscar el origen y la cura de la adicción. El enamoramiento no es la excepción.

Cada vez que enfrentamos una situación importante se crea una conexión neuronal de forma que en el futuro sepamos exactamente cómo actuar ante situaciones similares. Por eso la Programación Neurolingüística propone como una solución a los problemas de adicción el modificar la percepción de la experiencia o experiencias que la provocaron, deshaciendo así las conexiones neuronales que la sustentan, y creando nuevas conexiones que sustenten un modo más sano de vivir.

El problema de la adicción al amor comienza en el momento que la encuentras hermosa, te sientes muy atraído por ella, comienzas a idealizarla y a pensar en ella; en ese momento tu subconsciente dice “Ella es maravillosa y me hace sentir muy bien”, lo que crea una conexión neuronal. La pentiletilamina, la dopamina y la norepinefrina hacen su parte, y las conexiones neuronales se fortalecen.

Desenamorarte implica deshaces esas conexiones neuronales, lo cual se logra simplemente con informar al inconsciente que ella no es tan maravillosa como él supone, que no te está haciendo sentir bien, y que no necesitas ese sentimiento por lo que debe deshacer las conexiones neuronales que ha creado.

El único requisito para que el inconsciente entienda tu petición y la lleve a cabo es que se lo digas en su idioma, de lo contrario sería como pedirle un favor a un chino, pero hablándole en español.

 

¿Cuál es el idioma del inconsciente?

Muchos expertos en superación y desarrollo personal aconsejan el uso de afirmaciones habladas o escritas para impresionar el inconsciente y lograr cambios asombrosos en nuestra vida. No dudo que dichas afirmaciones funcionen, pero pueden obtenerse resultados más rápidos y duraderos si al comunicarnos con el inconsciente lo hacemos en su idioma.

Imagínate que quieres expresar algo a alguien que solo habla chino, tú hablas español, así que por más que te esfuerces hablando no te entenderá. Ambos pueden comunicarse, pero el esfuerzo requerido será grande porque tendrías que idearte una forma de hacerte entender, tal vez dibujar un boceto de lo que pretendes hacerle saber, tal vez buscar un diccionario español-chino-español, o contratar un traductor –si tienes la suerte de encontrar uno y el dinero para pagar sus honorarios- En cambio, si tú supieras hablar chino, la comunicación sería fácil, inmediata, y sin ningún esfuerzo adicional.

Lo mismo ocurre con el inconsciente, si le hablas en su idioma él te entenderá y responderá rápidamente. El desenamoramiento se logrará en pocos días, a veces en pocas horas.

El idioma que el inconsciente habla es el idioma de los símbolos. El inconsciente se comunica contigo todas las noches a través de sueños, y ¿qué son los sueños sino una compleja sucesión de símbolos hilvanando un mensaje sobre algo que debes hacer, o una premonición que habrá de verificarse en el futuro?

Si el inconsciente se comunica contigo a través de sueños, ¿cómo crees que puedes comunicarte tú con él?

Correcto, a través de sueños.

Esto es lo que Víctor Encinas denomina “inyectar sueños al inconsciente” y constituye el principio de su método de desenamoramiento.

Cuando te enamoraste inyectaste sueños al inconsciente, en dichos sueños ella era una reina, un ángel que bajó del cielo para hacerte el más dichoso de los hombres, lo hiciste a través de tu imaginación.

Para desenamorarte harás lo mismo, solo que en vez de un sueño inyectarás al inconsciente una verdadera pesadilla donde ella es un verdadero monstruo que hace peligrar tu propia subsistencia.

La técnica para inyectar estos sueños al inconsciente consiste en buscar un lugar tranquilo donde no puedas ser interrumpido, cerrar los ojos y visualizar el sueño en tu mente. Ten en cuenta que al tratarse de un sueño todo puede suceder y debes creerlo, en sueños un anciano puede volver a ser joven, o volar; o estar en una ciudad, dar unos pasos y estar en otra a miles de kilómetros de distancia… y a pesar de que esto es absurdo desde el punto de vista consciente, mientras la persona está soñando todo lo cree, no se cuestiona absolutamente nada.

Procede del mismo modo cuando inyectes tu sueño al inconsciente. Hazlo por lo menos dos veces al día y prepárate para los milagros.

 

Inyectando Tu Sueño Al Inconsciente

Para desenamorarte es necesario que el sueño que inyectas al inconsciente sea una verdadera pesadilla, el siguiente es un buen ejemplo, aunque recuerda que cada sueño es personal y que no debes repetir el mismo sueño con dos personas diferentes:

Tú vas caminando por la calle al lado de ella, tomándola de la cintura… De pronto se detienen… ambos sonríen… Tú acercas tus labios a los suyos y la besas… pero pronto notas algo muy extraño…

Ella es ahora una horrible araña… su rostro hermoso se ha convertido en el rostro de un monstruo espeluznante… Su asquerosa lengua recorre todo tu cuerpo inyectando un veneno letal…

Tú intentas escapar, pero todos tus esfuerzos son inútiles… Estás atrapado en su telaraña… No puedes escapar.

Los dos están ahora en un cuarto oscuro y feo… ella trepa por todos los muros tal como lo hacía Regan (Linda Blair) en El Exorcista… Tú miras la escena preso del miedo… aún sigues inmóvil en esa telaraña y cuando ella se acerca a ti es solo para comerse una parte de tu cuerpo… Primero las piernas… después los brazos…

¿Notas cómo esta es una verdadera pesadilla?

Tu sueño puede ser más o menos espeluznante, lo importante es que el subconsciente reconozca el peligro que ella representa para ti. El inconsciente interpretará tu mensaje y deshará todo el cableado que sustenta el enamoramiento.

 

Muy pronto, en unos cuantos días, horas incluso, descubrirás que ya no estás sintiendo nada por la mujer a la que tanto decías amar. Lo único que sentirás por ella será repulsión, si acaso.

 

En el próximo artículo que publicaré responderé una cuestión importante: Cómo utilizar el enamoramiento como estrategia de seducción. No te lo pierdas.