Cuándo Y Cómo Reencontrarte Con Tu Ex Novia o Ex Esposa

Reencontrarte Con Tu Ex: Quinto Paso Hacia La Recuperación De Tu Pareja

El reencuentro con tu ex marca una segunda etapa en la estrategia que hasta ahora has estado siguiendo para lograr la reconciliación, es importantísimo no intentar el reencuentro sin antes haber cumplido plenamente cada uno de los cuatro pasos anteriores, pues de hacerlo el reencuentro no tendrá la fuerza suficiente para que ella desee regresar a tu lado.

Si por alguna razón existiera un reencuentro casual antes de haber transcurrido un plazo de al menos treinta días después de haber iniciado el distanciamiento este no debe ser prolongado por ti ni debes mostrar un interés excesivo hacia ella, sólo trata lo indispensable, discúlpate y retírate a continuar disfrutando del exilio.

Sobra decir que no siempre serás tú quien propicie el reencuentro, tal vez ella te ha echado tanto de menos, le han llegado noticias de tu nueva personalidad seductora y atrayente, ha visto tus fotografías en Facebook divirtiéndote y disfrutando tu nueva vida rodeado de hermosas chicas. Sea como sea ella ya ha descubierto que tomó una decisión equivocada al solicitar el rompimiento, que ahora te extraña y le atraes mucho más que antes, que siente algo por ti, que no quiere perderte… Así que es ella quien decide dar el primer paso y salir en tu búsqueda.

Ella te busca y propicia el reencuentro, te dice que lo ha pensado bien y quiere volver contigo, te pide olvidarlo todo y recomenzar. Tú sientes tocar el cielo y hasta crees escuchar un coro de ángeles… ¡Estás feliz!

Pero aceptar volver con ella a la primera no es la mejor decisión que puedes tomar, si lo haces demostrarás que eres muy fácil de obtener y que esperabas la menor oportunidad para volver a su lado porque estás muy necesitado de ella.

Sé un caballero, escúchala, y deja abierta la posibilidad pero pospón tu decisión, eso te convertirá en un reto y la hará encapricharse aún más por ti.

Ella te dice: “Juan, estos días que estamos pasado distanciados me han servido para descubrir que te extraño y te amo demasiado, perdóname por haberte pedido terminar nuestra relación. ¿Estarías dispuesto a olvidarlo todo y volver a seguir tan juntos como antes?”

Tú respondes: “No tengo nada que perdonarte, al contrario, estos días me han servido para descubrir una parte de mí que no conocía. Me he divertido muchísimo, he aprendido a relajarme y disfrutar de la vida a plenitud. Honestamente no sabría qué responder en este momento, necesito pensarlo. Déjame pensarlo unos días y te llamo cuando haya tomado una decisión”.

Así debería ser tu respuesta, con cortesía, pero posponiendo la decisión. Ella no esperaba esto, así que ahora constituyes un gran reto por superar y ha comenzado a ponerse muy nerviosa.

No temas hacerlo así, después de todo tú volverás con ella, pero posponer tu decisión generará duda y la llevará a tratar de ser complaciente para obtener tu aprobación. Cuando la llames y la invites a salir ella estará más que dispuesta, su pasión por ti se habrá elevado al Infinito y más allá.

También puede suceder que ella propicie el reencuentro, te busque, te salude y comiencen a conversar, pero ella no te pida abiertamente que ambos restablezcan la relación; de cualquier forma el hecho de buscarte constituye una clara demostración de su interés. Premia su demostración de interés actuando cortésmente, escuchándola con atención, manteniendo contacto visual; pero evita pedirle que sigan juntos como antes, mas deja abierta la posibilidad. Despídete con una línea como la siguiente:

“Me da mucho gusto volver a verte y saber de ti. Yo en estos días me he divertido muchísimo, he aprendido a relajarme y disfrutar la vida a plenitud. En este momento estoy algo de prisa, ¿qué te parece si te llamo dentro de unos días y nos ponemos de acuerdo para conversar?”

Ella acepta, sólo te resta dejar pasar un par de días y llamarla para avanzar al paso seis.

Si ella no propicia el reencuentro no esperarás eternamente a que lo haga, debes ser tome la iniciativa de buscarla y restablecer el contacto, esto puedes hacerlo a través de:

• Mensajes de Texto
• Cartas y correos electrónicos
• Llamadas Telefónicas
• Encuentro personal

Se sabe que nada supera al poder de un encuentro personal donde puedes establecer contacto visual, e interpretar su lenguaje corporal y de esta forma enriquecer la comunicación. Sin embargo, el mensaje escrito y las llamadas también son útiles, sobre todo porque no expresan tanto interés como el encuentro personal que puede hacerte lucir necesitado.

Recuerda siempre que el objetivo de los mensajes de texto, cartas, llamadas telefónicas, e incluso del primer encuentro personal, es programar una salida juntos. Nunca le pidas reconsiderar la posibilidad de volver contigo en el primer mensaje, carta o encuentro, deja esto para más adelante.

Analicemos cómo aprovechar cada una de estas opciones para retomar el contacto:

 

Mensajes de texto

Los mensajes de texto son muy breves por lo que debes ser muy claro y directo en su redacción. Lo importante es invitarla a salir contigo, pero esta invitación puede demostrar necesidad a menos que sigas estas reglas:

1.- Hacer ver a tu ex que de todos modos irás al lugar donde la invitas, tanto si ella te acompaña como si no.

2.- Evitar demostraciones de interés, no mencionar en ningún momento que quieres volver con ella, evitar cualquier referencia a su pasada relación.

3.- Sólo puedes incluir una pregunta, si saldrá contigo o no, y es una pregunta cerrada. Evita preguntas abiertas, comprometedoras, o difíciles de interpretar.

Ante el requerimiento de brevedad y siguiendo las tres pautas anteriores un mensaje bien redactado lucirá así:

Hola, Mariana: Mañana iré a tomar un café cerca de tu trabajo, ¿me acompañas para conversar?

Tras no saber de ti durante más de un mes de pronto recibe un mensaje que no esperaba, ella seguro había pensado que si volvías a contactarla sería para pedirle volver o al menos reconsiderar su decisión de terminar, pero no.

Sólo le estás informando que irás a tomar un café cerca de donde ella trabaja, así que no estás esperando por ella, simplemente la oportunidad se presentó. Nota que la pregunta es cerrada, ella sólo puede responder sí o no, y si se niega no alterará tus planes porque irás a tomar el café de todos modos.

Es claro, directo, y no te muestra ansioso ni necesitado.

Si responde que sí sólo resta enviarle un nuevo mensaje informándole la hora y el lugar donde deberán encontrarse. Eso es todo.

 

Cartas y Correos Electrónicos

A diferencia del mensaje de texto la carta te permite expresarte más libremente porque este medio no impone un límite en cuanto a la extensión de su contenido, pero esto también puede llevarte a demostrar excesivo interés y a perder el enfoque hablando de cosas como su relación pasada y que deseas volver con ella, lo cual sería un error hacer aquí ya que esto es algo que debes tratar frente a frente y con sumo cuidado.

El sólo hecho de enviar una carta ya telegrafía demasiado interés por sí mismo: Debes escribir, corregir, guardar en un sobre, pegar estampillas, llevar a la oficina de correos, etc., y ella supone que si te has tomado la molestia de llevar a cabo toda esta labor es porque estás ansioso y necesitado de su cariño. La carta puede ser un gran aliado, pero también puede ser la puerta directa hacia el desastre.

Por ello, lo mejor es enviar tu carta al estilo moderno, utilizando el correo electrónico (email), lo que supone menos y más fáciles pasos, y por lo tanto le hará suponer que estás interesado en ella pero no tanto como para considerarte desesperado.

Debes seguir las mismas reglas enunciadas para los mensajes de texto: Negarle la oportunidad de derribar tus planes haciéndole saber que irás de todos modos a donde la estás invitando, evitar demostraciones de interés, y hacer la petición de salir contigo mediante una sola pregunta cerrada; pero, puesto que la carta te permite extenderte más de lo que permite un mensaje de texto, puedes aprovechar este espacio adicional para hablar un poco (sólo un poco) de tu nueva vida y de cómo has cambiado.

Ejemplo:

Hola, Martha:

Me da mucho gusto saludarte en este día, espero que te encuentres bien y sobre todo muy feliz, pues de verdad te lo mereces.

Yo me la estoy pasando de maravilla, estoy aprendiendo mucho de mí mismo y a relacionarme mejor con las personas; ¡Estoy haciendo tantas cosas que realmente disfruto!

¿Te acuerdas que alguna vez te dije que me gustaría acampar una noche en la playa? Pues por fin lo hice y fue grandioso.

Por cierto, mañana iré al Café Punta del Cielo que está cerca de donde tú trabajas, ¿Nos vemos ahí para conversar?

Puede ser después de las 7, sólo envíame un email para confirmar.

Cuídate.

Javier

Las cartas, repito, pueden ser un gran aliado o la puerta directa hacia el desastre. Para conocer el poder de las cartas y emplearlo a tu favor has recibido, como un bono adicional totalmente gratis al ordenar este libro electrónico, el ebook Cartas Para Enamorar. Cartas Para Enamorar contiene importantes consejos sobre cómo redactar cartas y escritos altamente emocionales y convincentes, así como 28 cartas personalizables listas para usar. Estas cartas puedes emplearlas para:

• Establecer contacto con una mujer que no te conoce o te conoce sólo de vista.

• Declarar tu interés amoroso por una mujer que ya te conoce, como puede ser una amiga, vecina, compañera de trabajo o compañera de escuela.

• Reforzar tu relación actual y hacer que tu pareja permanezca enamorada de ti y feliz a tu lado.

• Recuperar a tu ex después de una ruptura o disculparte por un error que pone en riesgo la relación, como la infidelidad o el engaño.

Cartas Para Enamorar es un material único en su género y tú ya lo tienes en tu poder, no dejes de leerlo.

 

Llamadas Telefónicas

La llamada telefónica es el medio más idóneo para restablecer el contacto con tu ex, pero debes estar alerta para no expresar demasiado interés, ni perder el control de la conversación y extender la llamada más allá del tiempo idóneo: cinco minutos como máximo.

Si la llamada se extiende más allá de cinco minutos lo más seguro es que ella descubra que te tiene cacheteando las banquetas y él solo escucharla de nuevo te tiene hipnotizado, también debes de recordar que una llamada muy extensa se vuelve aburrida y lo peor que tú puedes hacer es darle a suponer que eres aburrido; finalmente ella cortará la llamada y eso es imperdonable, siempre debes ser tú quien diga la última palabra y corte la llamada, eso muestra que estás en control de la situación, siendo esta una característica muy atractiva para toda mujer.

Por eso mantente alerta, marca su número telefónico y cuando conteste salúdala con total amabilidad, que tu voz no exprese nerviosismo o inseguridad, enojo o resentimiento, ni ninguna emoción que no sea tranquilidad, confianza, auto aceptación.

Pregúntale cómo está, pero de una manera muy superficial, que ella no piense que estás ansioso por saber qué ha hecho o si ha salido con alguien más. Cuando llegue el momento de hablar de ti hazle saber que la has pasado de maravilla, pero no entres demasiado en detalles, crea misterio.

Finalmente lanza tu invitación, recuerda que debes hacerle saber que irás a donde la estás invitando aún si ella no acepta por lo que no tiene forma de echarte a perder tus planes.

Si acepta acuerda con ella la hora y el lugar del encuentro, despídete y corta la llamada.

Todo esto puede hacerse en unos tres minutos más o menos, lo importante es que la llamada nunca debe pasar de cinco minutos y el objetivo de la llamada, al igual que con los mensajes de texto y los correos electrónicos, es programar una próxima salida juntos.

 

Encuentro Personal

El encuentro personal es maravilloso porque siempre es más difícil negarse a una petición estando cara a cara con quien solicita, que cuando se hace a distancia a través de cartas, mensajes de texto o llamadas telefónicas.

Además, ella podrá mirarte y apreciar tu cambio, ese cambio que has venido realizando durante los últimos treinta a cuarenta y cinco días. Esa mejora en tu autoestima, ese atractivo físico y sexual que no estaba tan desarrollado la última vez que ella te vio, etc.

Otro beneficio del encuentro personal es que la comunicación oral se enriquece con el lenguaje corporal y tu actitud seductora que la matará de inmediato.

Pero para obtener todos los beneficios antes mencionados es necesario que el encuentro sea casual –o al menos que ella lo piense así-, necesitas ser lo suficientemente astuto como para hacerle creer que no esperabas encontrarla y que este reencuentro te toma totalmente por sorpresa.

Esto no lo lograrás si pasas varios días y en horarios diferentes por los lugares que ella frecuenta, si rondas su vecindario esperando encontrarla cuando camina por la calle, si la esperas al salir de su trabajo o escuela, peor aún si le preguntas a sus amigas dónde puedes encontrarla y a qué hora.

Planteado de esta manera parece muy difícil pero si te tomas el tiempo suficiente es posible que la encuentres por la calle o en algún sitio y el reencuentro realmente parezca casual; por ejemplo, esperarla en la puerta del lugar donde trabaja le haría suponer eso, que la esperas; pero si te encuentras con ella unas cuadras más adelante ese reencuentro podría ser simplemente una casualidad.

Establecido el contacto muéstrate gratamente sorprendido, salúdala con cortesía, pregunta cómo le va y actúa como si realmente estuvieras interesado en ello. Háblale de ti, de lo que has hecho y de cómo ha cambiado tu vida, pero no profundices en ello, crea misterio.

Para mí, la mayor ventaja que ofrece el encuentro personal sobre los encuentros a distancia es que puedes avanzar al siguiente paso de inmediato, llevando a cabo lo que en seducción se denomina salto espacial y que equivale a ir a un lugar más propicio para tus objetivos inmediatamente en vez de programar una cita para otro momento y lugar.

Después de haber conversado con ella durante unos minutos de pronto lanzas tu invitación, no olvides que debes hacerle saber que irás de todos modos así que no puede destruir tus planes:

“Oye, estoy comenzando a sentir hambre, voy a cenar, ¿me acompañas?”

Si acepta acompañarte tocas su hombro ligeramente y comienzan a caminar.

Si lo piensa o duda dices “Anda, vamos, yo invito” u otra frase similar. Tocas su hombro ligeramente y comienzan a caminar.

Si de plano dice no evita mostrarte triste, ofendido, o de alguna forma alterado. Deja abierta la posibilidad con un “Ok, entiendo. Lo posponemos para otro día, te llamo”, y esperas unos tres o cuatro días para llamarla o intentar contactarla nuevamente; tal vez su negativa sea una prueba para saber cuán desesperado y necesitado estás, si demuestras que no lo estás habrás superado la prueba muy pronto.

 

Como lidiar con la negativa

Con los cambios que has realizado en tu vida es casi seguro que reconquistarás a tu ex, pero casi seguro no es lo mismo que seguro y siempre existe la probabilidad de que ella continuará negándose a salir contigo a pesar de que ahora eres un hombre muy atractivo y deseable, seguro de ti mismo, impredecible y con un alto valor social.

Pueden ser varias las razones por las cuales ella se niega a salir contigo nuevamente, a continuación listaré algunas de las más comunes:

Ella está sometiéndote a pruebas de actitud

Tu ex mujer nota que has cambiado mucho y le atraes, volvería gustosísima contigo de no ser porque teme que el cambio no sea más que una fachada. Tú te muestras seguro, ya no eres el mismo de antes, no eres ese hombre al que ella decidió terminar, pero aún así duda y es por eso que no acepta salir contigo a la primera. Si tú te mantienes firme en tu nueva actitud ella terminará por convencerse y la relación entre ustedes se restablecerá, por eso te recomiendo que no muestres ningún gesto de tristeza, de enojo o de frustración como resultado de su negativa; hazle saber que lo entiendes y respetas su decisión, espera varios días para volver a contactarla. Demuéstrale que ella no lo es todo y que a pesar de su negativa tú eres capaz de vivir bien y divertirte en la vida.

 

Ella está confundida

Tu ex pareja siempre te vio de una forma, observó en ti una personalidad que terminó por aburrirla y la hizo alejarse de ti. Ahora que ve en ti al opuesto de aquella personalidad se encuentra confundida, no se acostumbra aún, no sabe cómo actuar. Tu nueva personalidad le impone porque ahora eres mucho más atractivo de lo que eras antes.

Imagínate que sales con una chica pero no te atrae demasiado, ella es gordita y descuida mucho su aspecto; de pronto terminas con ella y dejas de verla por un tiempo, pero cuarenta días después reaparece, sólo que ahora se ha convertido en una verdadera diosa: delgada, sexy, voluptuosa, usando sendos tacones que la hacen ver más alta y esplendorosa. ¿No te sentirías intimidado ante su nueva personalidad? ¿Verdad que, al menos en un principio, te sentirías confundido y no sabrías cómo actuar con ella?

A ella debe pasarle lo mismo contigo, en cuanto se adapte a la nueva realidad ella te aceptará, tiempo al tiempo.

 

Ella ya no está interesada en ti

A pesar de que ha tenido tiempo de sobra para echarte de menos, para pensar en ti y en las cosas buenas que tú tienes para ofrecer, a pesar que ahora eres más atractivo física y sexualmente; a pesar de todo ella ya no está interesada en ti.

Y es que, como Freud lo dijo una vez El amor es enigmático, existen miles de razones por las cuales nos enamoramos de una persona y no de otra.

Pero todo es un juego de probabilidades y las probabilidades de que tu ex no quiera volver contigo porque no tiene ningún interés en ti son pequeñas, ustedes ya tuvieron una relación y donde hubo fuego cenizas quedan.

Si ella ya no está interesada en ti no trates de forzar las cosas, ello te llevaría de vuelta al comienzo de todo, incluyendo la depresión, el mal de amores, y tantas otras cosas que ya están en este momento superadas.

Un clavo saca otro clavo, continúa saliendo con otras mujeres y muy pronto tu ex, esa que estás tan interesado en reconquistar, no será ya más que un nombre más en tu lista de conquistas.

 

Existe algún error que aún no has corregido

En los capítulos 2 y 3 hice mención de los errores más comunes que los hombres cometemos cuando intentamos reconquistar a nuestra ex pareja. Muchas veces la reconquista falla porque se continúa cometiendo uno o más de dichos errores, y eso opaca los logros obtenidos por la ejecución de los pasos de esta estrategia de reconciliación.

Por eso es importante estar revisando dichos errores continuamente y estar al pendiente en todo momento para evitar cometerlos. Si tu ex se está negando a salir contigo quizá estás cometiendo un error de los listados en los capítulos mencionados. Revisa tu estrategia y depura dicho error cuanto antes.

En este capítulo has conocido las oportunidades que están a tu disposición para reanudar la comunicación y el contacto con tu ex, si este paso ha funcionado para ti debes tener ya la fecha, la hora y el lugar de tu próxima cita con ella.

Ahora por fin vas a retomar la seducción y el romance.

 

En resumen:

El reencuentro con tu ex marca una segunda etapa en la estrategia que hasta ahora has estado siguiendo para lograr la reconciliación.

Si ella te busca y propicia el reencuentro recuerda que aceptar volver con ella a la primera no es la mejor decisión que puedes tomar porque de hacerlo demostrarás que eres muy fácil de obtener y que esperabas la menor oportunidad para volver a su lado porque estás muy necesitado de ella.

Si ella no propicia el reencuentro no esperarás eternamente a que lo haga, tú debes tomar la iniciativa de buscarla y restablecer el contacto a través de:

• Mensajes de Texto
• Cartas
• Llamadas Telefónicas
• Encuentro personal

Se sabe que nada supera al poder de un encuentro personal donde puedes establecer contacto visual, interpretar su lenguaje corporal, y de esta forma enriquecer la comunicación. Sin embargo, el mensaje escrito y las llamadas también son útiles, sobre todo porque no expresan tanto interés como el encuentro personal que puede hacerte lucir necesitado.

Pueden ser varias las razones por las cuales ella se niega a salir contigo nuevamente:

• Ella está sometiéndote a pruebas de actitud
• Ella está confundida
• Ella no está ya interesada en ti
• Existe algún error que aún no has corregido

Ahora por fin vas a retomar la seducción y el romance.