Cómo Tocar Los Senos De Una Mujer En Una Cita

¿Quieres saber cómo tocar sus pechos y hacerle el amor cuando estás a solas y en un lugar acogedor con ella?

A continuación una súper guía sobre cómo tocar los senos de una mujer en una cita de la manera más fácil y segura.

Hacerlo es confuso, pero puede ser mucho más divertido si sabes cómo hacerlo bien.

 

 

Jugar con los besos

Una vez que ambos han comenzado a besarse después de seguir los pasos que has conocido en la introducción, hazlo bien y despacio.

Desde luego, tú puedes ser agresivo si está siendo agresiva.

Pero a menos que ella esté tomando la iniciativa, construye pasión en vez de agresión.

Uno de los errores que cometen la mayoría de los hombres es iniciar el juego e ir demasiado rápido.

Ellos son felices con estar besando a una chica y tener la oportunidad de tocar sus pechos, ellos olvidan mantener la pasión viva.

Ser tan agresivo podría acabar con tus oportunidades de tocar sus pechos, quedándote a la mitad del camino, y nadie quiere eso.

Si tú estás intentando distinguir cómo tocar los pechos de una mujer en una cita, toda tu atención debería estar enfocada en el placer de ella y no en el tuyo. No importa cuán lejos llegues, recuerda siempre enfocarte en ella.

Haslo, enfócate en ella, y tú estarás haciéndole el amor antes de que el Sol salga.

Bésala sutilmente al principio y muy tentativamente, usa tu lengua pero solo si ella responde a tu movimiento. Empújala hacia atrás gentilmente para besar sus orejas y su barbilla, moviéndote lentamente por la parte trasera de su cuello. La nuca y los lados del cuello de la mujer son extremadamente sensibles y erógenos para casi todas las chicas, a menos que sientan cosquillas.

Aunque pueda lucir muy tentador, no vayas de inmediato hacia su escote. Continúa con tus besos alrededor de su cuello y sus hombros, y entonces vuelve a besar sus labios. Y recuerda: los besos húmedos son agradables, los besos mojados no.

Un fresco recordatorio de cuando tú la besaste la hará sentir increíble, pero definitivamente no es agradable si se siente todo húmedo.

 

Jugar con sus manos

Cuando estás saliendo con una chica, ella obviamente va a corresponder a tus movimientos también. Pero si ella está teniendo un momento realmente bueno, ella puede solo sentarse cómodamente con los ojos cerrados y disfrutar la experiencia.

Si sientes como que las cosas están avanzando muy lentamente, o si ambos están experimentando mucha agresividad y sus manos se mueven demasiado, tú puedes besar el interior de sus codos o sus muñecas. Aunque parezca sorprendente, besar el interior de sus codos puede hacer que ella se calme. A la vez, tú no deseas retroceder y parecer como una aventura de una sola noche o algo de una sola vez. Ir tan rápido podría provocarle aversión la próxima vez, porque todo esto ocurrió tan de repente.

 

Ve más allá del beso

En un artículo anterior tú has sabido cómo besar a una chica en una cita. Aquí, vamos a avanzar al siguiente nivel y descubriremos cómo tocar sus pechos. Pero recuerda, estamos hablando de salir con una chica, no de tener sexo todavía, así que tómalo con calma y juega despacio. Ninguna mujer quiere ser tratada como una callejera que va a tener sexo contigo a los pocos minutos de salir.

Mientras la besar apasionadamente por un rato, mueve tus manos a través de sus hombros y abajo a los lados de su vientre, lenta y firmemente. Cuando llegues a su cintura persiste por un minutos y desliza tu mano sobre su espalda baja y apoya tu mano ahí.

Desliza tu mano bajo su blusa y acaricia su espalda desnuda por un segundo, antes de mover tu mano fuera de su blusa y colocarla sobre su espalda baja otra vez. Repite esto un par de veces mientras la besas, y dura un poco más cada vez.

Antes de intentar tocar sus pechos, debes estar seguro que ella se siente cómoda con tus caricias, y no sentirte torpe al mismo tiempo.

 

Aprendiendo a mover tus manos

Tras hacer con tus manos algunos ejercicios en su espalda baja, desliza tus manos por atrás, hacia los lados de su cintura.

Mientras la besas, coloca una palma sutilmente en su vientre, y siente tu trayecto alrededor de ella. No muevas tus manos sobre pechos todavía. En vez de eso, coloca una mano detrás sobre su espalda baja y desliza la otra mano sobre su clavícula, justo bajo su cuello. Ella va a sentirse cómoda con tus movimientos sobre su cuerpo. Si te apresuras, ella terminará sintiéndose incómoda y utilizada.

Apoya una mano sobre su espalda baja, ligeramente desliza la mano que has colocado en su clavícula abajo, traela sobre sus pechos y comienza a acariciarlos, pero no los toques por más de un segundo.

 

Tus manos en su blusa

Ahora recuerda, tú estás haciendo todo esto mientras la besas apasionadamente. Esto será natural. Si te encuentras distraído no exageres y trata de calmarte. Tómate tu tiempo, incluso si necesitas una hora entera para llegar a esta parte.

Tú no puedes cometer errores aquí. No habrá segundas oportunidades cuando estás intentando tocar los pechos de una mujer, así que es mejor ir despacio que apresurarte demasiado.

Con una mano en su espalda baja, desliza la otra mano que está sobre sus pechos, y colócala en su vientre cerca de su diafragma. Unos pocos minutos de besos después, desliza tus manos bajo su blusa y cólocalas sobre su vientre. No vayas muy rápido o eso será todo. Inclínate hacia abajo y besa su cuello y clavícula. Al mismo tiempo, mueve tu mano suave y de preferencia rápidamente más arriba bajo su blusa. Mueve tus manos arriba hasta que toques sus pechos sobre su brassiere.

 

Saber dónde colocar tu mano es importante

Durante un segundo tu mano tocará su bra, después retrocedes y la colocas bajo su pecho. Ella piensa que tocarás sus pechos y así lo harás. Pero tú eres lo suficientemente caballeroso para detenerte porque sientes que “esto está iendo demasiado rápido”. Debes darle el tiempo suficiente para sentirse cómoda con tus caricias sobre sus pechos. Es una gran inversión, después de todo. Tú no puedes llegar a sus pechos en las primeras caricias. Justo como el primer beso, tienes que calentarla para alcanzarlo.

No saques tu mano de su blusa, pero no la mueves sobre sus pechos tampoco. Permítele sentirse cómoda con tu mano bajo su pecho. El segundo cuando tocaste su pecho por primera vez ella supo lo que quieres y lo que harás, así que ella no necesita que vayas de prisa.

Tras unos pocos minutos de besos y caricias, mueve suavemente tu mano sobre su bra. Esta vez, coloca tu mano sobre él y no la retires. No muevas tu mano o trata de juguetear un poco alrededor de su pecho. Solo coloca tus manos sobre sus pechos y continúa besándola.

 

Sumérgete en sus pechos

Si has seguido estos pasos perfectamente, ella entiende a dónde tus manos quieren llegar y que tienes en mente todo el tiempo. Y por el solo hecho de colocar tus manos sobre sus pechos, tú estás preparándola mentalmente para lo que intentarás la próxima vez. Al hacer esto la harás sentirse cómoda con tus manos sobre su cuerpo.

Un minuto más o menos después de tener tus manos sobre su bra, mueve tus manos hacia arriba una pulgada más o menos. Ahora tú estás sintiendo sus pechos lentamente, y le estás dando el tiempo de sentirse a gusto con esto.

Mueve tus manos suavemente sobre sus pechos y cuando ambos se sientan lo suficientemente cómodos, mueve tus manos hacia arriba hasta donde se encuentran los tirantes de su bra y deslízalos bajo sus hombros. No aceleres ninguno de estos pasos. Una vez que hayas bajado sus tirantes mueve tus manos hacia abajo sutilmente. Pero esta vez, mientras tus manos se deslizan no lo hagas sobre el bra, esta vez hazlo por debajo del bra.

Coloca tu mano sobre su pecho sutilmente y no hagas nada más todavía. Recuerda, esto consiste en hacerla sentir cómoda y disfrutar tus caricias. Tú realmente nunca iniciarías un movimiento que ella no disfrute.

Y ahí está, la forma perfecta de tocar los pechos de una mujer al mismo tiempo que la besas. Si tú repites estos pasos tal y como se mencionan aquí, te aseguro que ninguna mujer se resistirá a tu encanto y tú estarás deslizando tus súper sexies manos sobre su cuerpo.

Usa estos pasos sobre cómo tocar los senos de una mujer y verás que el mundo es un lugar feliz, especialmente en lo que a amor, sexo y citas se refiere.