Como Seducir Mujeres Sin Parecer Necesitado

El siguiente es un caso real que sucede con mucha frecuencia:

“Una mujer dio por terminada la relación con su pareja cansada de sus constantes y obsesivas crisis de celos. Tras rogar sin éxito que no lo dejara, el hombre la amenazó con matar a cualquiera que se le acercara y la acosó durante meses hasta que ella presentó una denuncia formal ante el ministerio público. Ahora el acosador tiene una orden restrictiva que le impide acercarse a menos de 6 metros de la víctima, lo que ha puesto fin al acoso, mas no soluciona el daño psicológico que afecta la salud emocional de la mujer.”

Estas historias son muy frecuentes, y ocurren cuando un miembro de la pareja siente una necesidad obsesiva por el otro.

En pocas palabras, las mujeres saben que esto puede pasar si le dan alas a un sujeto necesitado de atención, cariño, sexo, o cualquier otra cosa que ellas pueden darle. Ellas evitarán a cualquier costo relacionarse con un individuo necesitado. Si quieres ligarte a esa mujer perfecta que está ahora mismo frente a ti debes demostrar que tú… No eres un tipo necesitado.

Hay muchas formas de lograrlo, a continuación compartiré contigo dos de las estrategias más efectivas:

 

1.- Limitar el tiempo

El hombre necesitado de una mujer deseará estar con ella todo tiempo, si tú limitas tu tiempo desde el acercamiento estarás demostrando que quieres conocerla, pero que también tienes otras ocupaciones y compromisos.

Limitar el tiempo es muy sencillo, sólo añade a tu frase de acercamiento una línea que demuestre que tu tiempo es limitado. Ejemplo:

“Hola, ya casi iba de salida cuando te vi, hay algo en ti que me parece muy agradable, déjame explicarte de qué se trata. Seré breve, sólo tengo cinco minutos”.

o…

“Vaya, llegué antes de lo esperado. Mis amigos llegarán en diez minutos, mientras tanto hay algo que quisiera contarte…”

 

2.- Demostrar que no necesitas de una mujer

“¿Cómo puedo demostrar que no necesito de una mujer? Siendo hombre es obvio que necesito de una”, es la pregunta que a menudo me hacen cuando expongo este punto de vista.

La mujer no es un objeto, lo sé, es un ser digno de total admiración y respeto; pero a efecto de ejemplificar haré una comparación con un objeto cualquiera, puede ser un automóvil, un televisor de plasma o una laptop.

¿En qué momento estás necesitado de estos objetos, cuando los tienes o cuando no los tienes? Obviamente cuando no los tienes, una vez que los posees cesará tu sentimiento de necesidad.

Es muy fácil demostrar que no necesitas de una mujer, basta con mostrar que tienes una, o más de una, de ser posible un ejército de ellas dispuestas a estar contigo y seguirte siempre.

Esto puedes hacerlo, incluso si dichas mujeres no existen más que en tu imaginación. ¿Qué tal si por casualidad tomas una gota del perfume favorito de tu hermana, o de tu mamá?

Las mujeres tienen muy buen olfato y sin duda alguna notarán la fragancia, se preguntarán porqué hueles a perfume de mujer e intuirán que acabas de estar con una. Quizá la chica a la que te estás acercando te preguntará por qué hueles a perfume de mujer, no respondas, sólo sonríe maliciosamente, demostrando que eres un chico muy, muy malo.