Cómo Robar La Novia De Otro

¿Te gusta una chica, pero no sabes qué hacer porque ella tiene novio? Descubre ahora mismo qué hacer.

 Pero antes, si no has leído  la introducción sobre cómo conseguir a una chica con un novio, da clic aquí para hacerlo ahora.

 

 

Cómo roba la novia de otro

 Una vez más te recuerdo que yo no soy partidario de robarle la novia a alguien, en este mundo hay abundancia de mujeres así que ir por la vida quitándole las novias a tantos beta que han puesto en ellas todas sus esperanzas y sueños no es muy buena idea. Pero si la chica te gusta muchísimo, o si estás seguro de que tú puedes hacerla más feliz que su actual novio, entonces sí que vale la pena intentarlo.

 Después de todo, si ella tiene un novio robártela se convierte en todo un desafío y no se puede hacer sin tomar en cuenta todos los detalles.

 Así pues, en esta parte, voy a decirte los cinco movimientos no tan obvios y las cinco cosas más astutas -y sucias- que tú puedes hacer para robarte a una novia justo enfrente de la nariz de su novio.

  

Movimientos encubiertos: Cinco señales no tan obvias

 Aquí jugamos a lo seguro y esperamos que sea sencillo. Realmente no se trata de ir muy lejos sólo porque ella tiene un novio. Podrías asustarla y quedar igual o peor que antes, así que muévete con pies de plomo.

 

 Habla sobre ella y calienta el ambiente.

 Esto es importante si ella tiene novio. Una vez que eres amigo de ella, tienes que ser algo más que eso.

 Así que habla de sus fechas favoritas, las películas que le agradan, las pequeñas cosas más extrañas que ha hecho, y todo lo demás.

 Sólo para calentarla, comienza a narrar el momento en que se te rompieron los pantalones al tratar de saltar a la casa de una chica. Si te abres, ella lo hará también, y sabes qué, a ella le va a encantar a hablar contigo.

 

 ¿Eres tú mejor que él?

 La prueba de la hombría. Habla acerca de su novio. Haz estallar la pregunta. Pregúntale qué tipo de hombre es él. Escucha atentamente todo lo que tenga que decirte, y entonces le preguntas qué piensa de ti.

 Compara ambos resultados en voz alta. Ríe y habla de lo que puedes hacer para inclinar la balanza a tu favor. Y luego vuelven a hablar de cómo se conocieron, y más bla, bla, bla, sobre su novio.

 

 ¡Haz que te ame!

 Ella está enamorada de su hombre, pero eso puede cambiar. Impresiónala, hazla sentir que hay un hombre a su alrededor. Dale un espacio cuando se encuentra con sus amigos, o está en el teléfono,  cuando los dos están juntos, para que pueda sentirse cómoda cuando estás cerca.

 Recuerda sus días especiales, sus plazos, y cualquier otra cosa, incluso si es realmente trivial. Demuéstrele que incluso sus pequeñas cosas son muy importantes para ti. Y esperar los buenos tiempos.

 

 Sé el otro hombre

 Pero que quede claro, se trata de ser su otro hombre, no su amigo de respaldo. Si descubres que ella sólo está contigo los viernes cuando su novio no está aquí, márchate.

 Ella te debe respetar y querer. No vayas tras ella en cada oportunidad que te dé. Si realmente quieres robar a esa novia, necesitas mantener las cosas con calma y hablar con ella de vez en cuando, por lo menos una vez al día, si ambos trabajan en el mismo lugar, o alternar los días, en especial si es por teléfono. Deja que te eche de menos cuando no estás alrededor. Llévala a su trabajo si puedes, bríndale atención, y, básicamente, trátala como una princesa cuando están juntos.

 

 Dale lo que su novio no puede darle.

 Mímala. Tú no puedes estar a su alrededor todo el tiempo, y su novio tal vez sí, pero eso no importa. Una hora contigo puede ser más memorable para ella que todo un día al lado de su novio.

 Mientras hablas con ella muéstrate genuinamente interesado en lo que dice. Si recibes una llamada cuando ella está contigo, puedes cancelar y volver a llamar después, y hacerle ver eso. Ella debe saber que el tiempo que los dos comparten es especial para ti. Y por encima de todo, mantén el contacto visual intenso con ella cuando ambos hablan. Hazle sentir que ella es la única cosa en el mundo que te importa cuando estás con ella.

 

Las cinco cosas más astutas y sucias para obtenerla ¡YA!

  

Obtén toda la información

 Ella tiene un novio ya. Y puede haber algunas cosas que debes conocer, pero ella no te las dirá. Cualquier información sobre ella es buena información. Ahí es donde sus amigos entran en escena. Si los conoces, sigue adelante y averigua algunas cosas sobre ella. Sin embargo, muy discretamente, por supuesto.

 Tú no quieres que sepan que estás intentando algo con ella.

 

 El patán de su novio…

 Para saber más acerca de su novio recurre a cualquier fuente que puedas obtener. Siempre habrá formas de aprovecharte de cualquier cosa: ¿Así que él no acostumbra abrir la puerta del auto a una mujer? La próxima vez que hables con ella, cuéntale la historia de un hombre que no abre las puertas a las mujeres, y lo molesto que es.

 ¿Ves? Eso es como hacerle saber que su novio no es de lo mejor, sin tener que hablar de él. Por otra parte, habla de lo mucho que disfrutas comportándote como un caballero. Discretamente, por supuesto.

 

 Predestinados a estar juntos…

 Así que ya sabes cosas sobre ella. Bueno. ¿Ella suele pasar el rato los fines de semana en un lugar determinado? Quizás sus amigos te dijeron eso. ¡Excelente! Mientras ella no te lo haya dicho y puedas arribar a ese lugar en el momento en que sabes que ella estará ahí, ve a matar.

 Accidentalmente tropieza con ella en el mismo lugar, y finge “sorpresa”, asegurando que ese encuentro furtivo es una señal divina que ustedes tienen que estar juntos. Invítale un café o el almuerzo. Ya sabes, esos escenarios ocasionales en realidad podría llevarte a alguna parte.

 

 ¿Quién es ese tipo?

 Recuerda, para ti su novio tiene ningún valor. Así que trátalo como tal. A menos conozcas su nombre de pila, refiérete a él como “tu novio” cuando hablas con ella. Ella puede hablar de lo mucho que lo ama, y bla,bla,bla, pero no importa. Si ella sigue y sigue hablando de él, bosteza deliberadamente y asegúrate de que ella sabe que es un bostezo falso. Pero asegúrate de reír después de hacer esto, debes hacerlo parecer como una broma en vez de un gesto grosero.

 

 Mismo espacio de trabajo

  A veces, la chica que te gusta comparte tu mismo espacio de trabajo. Y para empeorar las cosas, su novio podría trabajar allí también. Así que cuando estés hablando con ella de vez en cuando, hay una gran probabilidad de que él acabe uniéndose a la conversación también. No pierdas tu entusiasmo aquí, pero mantente alejado de los comentarios coquetos. Si su novio se aleja, da gracias a Dios por su salida afortunada en voz alta y vuelve a tu conversación coqueta.

 Una línea que dice así: “Gracias a Dios, por fin, puedo conseguir un par de minutos con esta hermosa chica sin su novio alrededor” no sólo consigue el objetivo, también suena graciosa.

 

 Ella tiene novio y tú realmente quieres saber cómo robarte a una novia. Sigue estos consejos y ella se va a enamorar de ti, incluso antes de invitarla a salir.

 Espera el tercer artículo de esta serie muy pronto.