Cómo Interpretar El Lenguaje Corporal De Las Mujeres Y Saber Si Les Gustas

El lenguaje corporal femenino no es tan difícil de interpretar, pero requiere de algo en lo que las mujeres nos superan: capacidad de observación.

 

La capacidad de observación en la mujer está mucho más desarrollada que en el hombre, ellas alcanzan un ángulo de visión mucho más extenso y su habilidad para distinguir detalles es mayor. ¿Acaso no en alguna ocasión tu madre, tu hermana o tu novia te han reprendido por buscar algo y no encontrarlo cuando lo tenías frente a tu nariz? Ahora ya sabes el por qué.

Para interpretar lo que el cuerpo de la mujer te dice necesitas ser muy observador, necesitas observar todo su cuerpo, estar atento a movimientos inesperados, a los gestos y expresión de su rostro, etc.
Aunque el lenguaje corporal varía de mujer a mujer, lo siguiente servirá como un vocabulario de lo que no te expresa con palabras:

Mojarse los labios con la lengua o con brillo labial: Expresión inequívoca de atracción y deseo sexual.

 

Abrir la boca: Desea hablar pero no sabe qué decir, conviene decir algo para restablecer la conversación.

 

Sonreír: Alegría y aceptación.

 

Abrir los brazos: Invitación a un abrazo.

 

Mover demasiado los brazos: Deseo de llamar la atención.

 

Cruzar los brazos: Establecer una barrera, inseguridad, protección.

 

Tocarse el cabello: Expresión de atracción sexual.

 

Peinarse con la mano: Deseo de lucir mejor, interés amoroso.

 

Tocarse el cabello a dos manos: Deseo sexual absoluto, este movimiento hace lucir sus senos, demostrando que es una mujer fértil y apta para la procreación.

 

Pararse con las manos en la cadera: Disposición a ser abordada.

 

Arquear las cejas: Algo ha llamado su atención, quizá eres tú.

 

Colocar sus manos alrededor de su cintura: Quiere lucir su cintura y demostrar que guarda una proporción correcta con respecto a su cadera, demostrando que es una mujer fértil y apta para la procreación.

 

Mostrar su cuello: Señal de atracción sexual.

 

Tocarse el cuello con uno o dos dedos de arriba hacia abajo: Señal de atracción sexual, invitación inconsciente a ser tocada.

 

Ocultar su cuello bajando la cabeza: Excesiva timidez o probable desinterés.

 

Arquear la espalda hacia delante: Estando tú frente a ella es señal de interés sexual, también muestra atención en lo que dices.

 

Quitar el cabello y descubrir su frente: Deseo sexual.

 

Abrir sus manos: Invitación al acercamiento, sinceridad, inocencia.

 

Dirigir sus manos hacia ti con las palmas abiertas: Le gustas, te prefiere sobre el resto de la gente que te rodea.

 

Respiraciones profundas: Disfruta tu aroma, suspira por ti.

 

Mirar a los ojos: El contacto visual directo muestra interés en el interlocutor y en lo que dice.

 

Mirar hacia arriba y a la derecha: Buscando información, recordando.

 

Mirar hacia arriba y a la izquierda: Creando información, inventando, probablemente mintiendo o preparándose para mentir.

 

Mirar hacia abajo: Timidez, pena, recato, incredulidad.

 

Cruzar las piernas: Desea ser vista como una mujer sexy, apertura a la seducción.

 

Tocarse las piernas: Invitación inconsciente a ser tocada.

 

Mover las piernas: Está intentando llamar la atención hacia ellas, quieres que las veas.

 

Mostrar sus pies: Si muestra sus pies, en especial si se quita parcialmente los zapatos, es una señal inequívoca de deseo sexual. En un nivel inconsciente ella ha comenzado a desnudarse.

 

Tocar sus senos: Excitación a flor de piel.

 

Mirarse las uñas: Deseo de lucir bien.

 

Morderse las uñas: Nerviosismo, ira, malestar, inseguridad.

 

Caminar en posición erguida: Seguridad en sí misma, autoconfianza.