Cómo Hacer Que Las Mujeres Te Deseen – 3 Técnicas De Seducción

A veces parece que las mujeres tienen su propio lenguaje secreto que hay que romper con el fin de averiguar cómo hacer que ellas se exciten sexualmente. Si no puedes descifrar el código, lo más probable es que vas a ser volver a casa solo y nadie quiere tener que soportar eso, ¿verdad? Si no quieres ser el tipo que se va a casa solitario todo el tiempo y quieres averiguar qué es lo que tienes que hacer para que una mujer te desee sexualmente presta mucha atención. Encontrarás que es más fácil de lo que pensabas que era.

 Aquí hay 3 técnicas de seducción femenina que debes utilizar:

 

1.- Despierta su curiosidad siendo distante al hablar con ella.

 Ahora, hay un truco para esto. No quiere estar tan distante que ella piensa que no tienes interés alguno en ella. Hay un montón de chicos a los que una mujer puede recurrir, por lo que si tú te muestras demasiado distante  esto puede trabajar en tu contra. Por otro lado, un poco de distancia puede hacer que sienta curiosidad por ti y eso es un buen comienzo si quieres ser capaz de hacer que una mujer te desee sexualmente.

 

2.- Muéstrale que tienes un lado divertido y juguetón.

 Ser demasiado serio es generalmente algo malo. A veces puede ser bueno, y algunos chicos pueden lograr eso. Sin embargo, siempre es mejor mostrar a una mujer que realmente tienes un lado divertido y juguetón. De esta manera, ella siente que pasará un buen momento contigo. La mayoría de las mujeres no quieren perder su tiempo con un tipo que no va a ser divertido al estar con ellas y tú quieres asegurarte de que una mujer no piense que vas a ser demasiado serio o demasiado aburrido.

 

3. Mientras hablas con una mujer, provoca su deseo sexual.

 Hay un montón de maneras en que puedes hacer esto. La cosa es que tienes que estar activo en hacer esto. No se puede esperar que las cosas funcionen automáticamente y ella va a sentir mucho deseo sexual. Tú tienes que hacer ciertas cosas que van a plantar las semillas del deseo y hacer crecer su deseo, mientras habla contigo, para que cuando llegue el momento las cosas avancen hacia la habitación, que es donde las cosas se mueven realmente.