Cómo Convertirse En Un Seductor Irresistible

Si alguna vez has deseado ser mejor al hablar con las niñas y lograr que se sientan atraídas por ti, no estás solo. Ser capaz de conversar fácilmente con las niñas al azar y echártelas a la bolsa para obtener sexo rápido y anónimo es el sueño secreto de la mayoría de los chicos.

 Sin embargo, este impulso es fuerte, la mayoría de los chicos tienen dificultades para hablarle a una chica y obtener de ella su número de teléfono.

¿Hay alguna fórmula mágica, una solución rápida, algo que haga todo más fácil? Lamentablemente, no la hay.

 Pero esta es una buena noticia. Claro, sería genial chasquear los dedos y de repente estar rodeado de bellas chicas que piden irse contigo a la cama, pero ¿qué clase de mundo sería ese? Uno en el que las mujeres carecerían de sentido y serían fáciles de manipular.

 Si alguien pudiera aprender un “truco” secreto para llevarse a una mujer a la cama, y si las niñas fueran tan fácilmente seducidas por los trucos simples de cualquier tipo que pudiera memorizarlos, el mundo estaría en serios problemas.

 Ahora, sé que eso no es lo que querías escuchar. Pero esta es otra razón por la que es una buena noticia. No importa dónde estás en lo que respecta a tus habilidades seductoras, se puede mejorar siempre. Algunas situaciones te hacen sentir bien, otras se sienten un poco fuera de tu alcance. Esto es cierto para todos los chicos.

 En ese sentido, no hay razón para sentirse como si estuvieras “detrás de ella” o algo por el estilo. Y eso abre un nuevo paradigma. Y ese paradigma es el siguiente: La seducción es una habilidad. No es un hobby, o una serie de trucos, sino una habilidad que te ayudará a conseguir todo lo que quieres de la vida.

 Lo mejor de todo, es que se puede practicar esta habilidad donde quiera que vayas. Dado que las habilidades de seducción se basan en gran medida en las habilidades de comunicación y confianza en ti mismo, se puede practicar en cualquier lugar.

Lo bueno de esto es que una habilidad va naturalmente a la otra. Cuanto más hables con otras personas, sean muchachas lindas o no, más confianza tendrás. Mientras más seguro te sientas, más estarás dispuesto a hablar con la gente al azar.

 Mientras mejores sean tus habilidades de seducción, mejor será tu vida. Nunca se deja de aprender, nunca se deja de buscar nuevas ideas, métodos y técnicas.

 Una vez que aceptes la idea de que convertirse en un seductor natural es un objetivo de vida, entonces la presión desaparecerá. Después de todo, si uno mira hacia atrás en todos los avances que ya ha hecho, esta es la prueba de que hay mucho más progreso para hacer en el futuro.